Twitter icon
Facebook icon

¿Qué visitar?

Sinagoga Brener

Inaugurada en octubre de 1909. Cuenta con una araña, ubicada en el centro de la nave, que perteneció al teatro Colón y tiene un tabernáculo tallado en madera de algarrobo con figuras de frutos de la tierra, águilas aladas con cola de reptil que tocan el Shofar e imágenes alusivas a la creación del mundo. En la parte superior, dos leones de Iehudá (Judea) cuidan la Torah, que posee sobre sí una corona.

Esta sinagoga conserva aún todas sus características originales y buena parte del equipamiento con el que funcionó desde su inauguración. El púlpito se encuentra en el centro al estilo europeo. En la planta superior se halla destinado a las mujeres y la inferior a los hombres, el cielo raso presenta una estrella de David pintada. Es de planta rectangular con una sola nave orientada en dirección este-oeste, con el tabernáculo orientado hacia Jerusalén. En el año 1999 fue declarado Monumento Histórico Nacional porque constituye el edificio religioso más antiguo que se conserva en el pueblo. Fue reinaugurada el 6 de Septiembre de 2012.

 

Sinagoga Barón Hirsch

Es la primera sinagoga, construida en el momento de instalarse la comunidad en el sitio (1889). El edificio actual se configura tras una reforma realizada entre 1926 – 1927. El tabernáculo  está construido  en ladrillos y revocado, lo que lo diferencia de las demás sinagogas. Posee un zócalo de granito gris, ornamentos de pilastras rectas  en sus esquinas, puertas talladas en madera, una cornisa dentada, un frontis con un grabado donde aparecen los leones rampantes de Iehudá (Judea) sosteniendo las tablas de la ley y tocando el shofar. El arca está coronada por tres estrellas de David, la mayor sobre una cúpula que cierra el conjunto, en forma de kipá (solideo). 

 

Sinagoga Arverter (Obrera)

La conocida como sinagoga obrera, fundada en 1916 por artesanos y obreros, en la actualidad está en desuso.

 

Sinagoga Lituana

Se fundó en 1915 por un activo grupo de intelectuales de Moisés Ville, de esa procedencia. En la década de 1980 fue desmantelada y demolida en razón del avanzado estado de deterioro en que se encontraba, que tornaba muy difícil su recuperación. Hoy, en ese sitio, para que no se perdiera la memoria del edificio religioso y en conmemoración de los pioneros, se erigió el Bosque del Centenario, donde las familias de Moisés Ville plantaron árboles de distintas especies. Se erigió allí también un pequeño monumento alegórico.

 

Museo Histórico Comunal y de la Colonización Judía "Aaron Halevi Goldman."

Es el Museo de la Primera Colonia Judía de Argentina. Lleva el nombre del Rabino Aarón Halevi Goldman, jefe espiritual del primer grupo de inmigrantes que dio origen a Moisés Ville en 1889. El museo conserva un valioso patrimonio dividido en cinco salas: la primera recrea la Europa de fines del siglo XIX y principios del XX, con objetos que evidencian el dolor de la persecución sufrida en aquellos años. El segundo sector está dedicado al desarrollo de la inmigración en el pueblo; mientras que el tercero refleja la prolífica actividad de las instituciones locales. Las dos últimas salas incluyen una importante colección de herramientas de trabajo y artefactos utilizados en Moisés Ville desde su fundación.

 

Fiesta de la Integración Cultural

Cada año, entre fines de abril y principios de mayo, se celebra la fiesta del pueblo, llamada "Moisés Ville, Cuna de integración cultural", en homenaje a la gran colaboración entre inmigrantes de distintos orígenes. Esta actividad fue declarada de Interés Provincial, durante todo un fin de semana, lugareños, ex residentes y visitantes disfrutan de espectáculos de humor, música y danzas típicas, así como también de la gastronomía local preparada por las vecinas.

 

Escuela Hebrea Iahaduth

Inaugurada en mayo de 1931. En 1943 se crea el Seminario de Maestros Hebreos Iosef Draznin, institución de educación secundaria especializada en formación docente. Fue la única institución de su tipo y han egresado más de 500 maestros hebreos. En 1959 se creó la Casa del Estudiante (Internado) que cobijó alumnos de todo el país y de países limítrofes, dinamizando la vida del pueblo. 

 

Cementerio Israelita

Es al más antiguo del país, y fue declarado Monumento Histórico Nacional. Posee sepulturas de gran importancia artística y simbólica, destacándose las tumbas de fines del siglo XIX, con una particular forma redondeada. Aquí se encuentran los restos del líder espiritual del grupo fundador del pueblo, el rabino Aarón Halevi Goldman.

 

Teatro Kadima

La Sociedad Kadima comienza en el asentamiento  denominado “Las Doce Casas”  por 21 hijos de colonos (asociación cultural y biblioteca) comienza a funcionar en el año 1909. En poco tiempo, se convirtió en una pujante institución cultural, creando una escuela nocturna en español y hebreo. La inauguración  de la sala – teatro se produjo el 21 de octubre  de 1929 con un gran concierto del la soprano Rita Kitena, de la Ópera de Moscú y del Teatro Coliseo de Buenos Aires. También se proyectaba cine cinco veces a la semana. Este lugar posee una calidad acústica y visual destacable; al igual que su imponente fachada, donde conviven las reminiscencias grecorromanas con las inscripciones en idish. Dos escaleras de mármol conducen a la planta alta, donde se encuentra la antigua biblioteca de Moisés Ville, que resguarda los textos más valorados del pueblo: libros en español, hebreo, idish y ruso, traídos por los inmigrantes fundadores. 

 

Biblioteca Popular Barón Hirsch

Fue creada el 13 de mayo de 1913, inicialmente como biblioteca infantil, pero rápidamente extendió su temática para todo público. Está ubicada a 50 metros de la Plaza San Martín. Si uno se para desde la plaza, puede observar que en su frente, a la altura de su techo a dos aguas, posee un globo terráqueo y un libro. Estos objetos simbolizan el conocimiento de los más de 25.000 libros en distintos idiomas que se encuentran en su interior.

El salón principal, de techos altos y pisos de parquet, conserva el mobiliario original. Dos largas mesas de cedro ocupan la parte central y están rodeadas de grandes armarios que van de pared a pared y en cuyos vidrios pueden leerse las iniciales del Barón Hirsch.